Confemadera Galicia celebra la aclaración de la UE de que los envases para la pesca tienen que ser “resistentes al agua” y no “impermeables”

La industria de la madera y el mueble de Galicia celebra que la Comisión Europea haya rectificado, en el Diario Oficial de la UE del 12 de junio de 2013, la traducción del reglamento nº 853/2004 sobre la higiene de los alimentos, sustituyendo el  término “impermeable” por “resistente al agua” en relación a los envases de productos para la pesca.

De este modo, se reconoce que los envases de madera son idóneos para la pesca y “queda zanjado cualquier duda” sobre su uso, porque la madera “cumple las exigencias de la Unión al ser resistente al agua” y por su diseño la caja de madera “evita que el agua procedente de la fusión del hielo esté en contacto con el producto, característica que no cumplen otros envases” señala Ana Oróns, secretaria general de Confemadera Hábitat Galicia. En su opinión, de esta manera se “despejan todas las dudas” sobre la idoneidad de estos envases para la pesca, en contra de algunas iniciativas que están promoviendo sus limitaciones en otras comunidades autónomas.

La Comisión Europea respalda a Confemadera Hábitat Galicia que en el año 2009, ante la prohibición del uso de cajas de madera para la pesca en el Puerto de Vigo, denunció que se estaba realizando una errónea interpretación del reglamento, perjudicando a un producto tradicional que cumplía todas las exigencias de higiene.

La decisión de la Autoridad Portuaria de Vigo, uno de los más importantes puertos de pesca fresca en Galicia, estuvo a punto de extenderse  a otros puertos gallegos, lo que suponía una amenaza a la supervivencia de 16 aserraderos gallegos que generan 235 empleos directos.

La Agencia Española de la Seguridad Alimentaria (ESAN) apoyó la tesis de la industria de la madera y trasladó una consulta a la Unión Europea. También las principales cofradías gallegas dejaron constancia de que preferían los envases de madera como material natural, higiénico y ecológico.

La industria consiguió “frenar aquella prohibición” y ahora obtiene “el respaldo de la Comisión” apunta Ana Oróns.

Un envase sostenible, ideado por la industria gallega de la madera

Las cajas de madera para la pesca fueron un invento de la industria de la madera gallega para ofrecer un envase sostenible al sector pesquero, que se fabrica desde hace más de cinco siglos.

En la actualidad, 16 aserraderos tienen como actividad principal la producción de estos envases cuyo destino son tanto los puertos gallegos como los nacionales ya que Galicia es la comunidad líder en su producción. Estas industrias facturan 20 millones de euros y dan empleo a 235 trabajadores.

Está científicamente demostrado que, por sus características, la madera es un material idóneo para la industria agroalimentaria. La porosidad  de este envase, de un solo uso, proporciona unas condiciones de vida menos favorables para las bacterias que otros materiales y mejora la conservación del producto.