La madera acetilada de la Estación Marítima de Vilanova de Arousa, perfecta tras 18 meses expuesta a un ambiente marítimo

Las labores de limpieza de la Estación Marítima de Vilanova de Arousa (Pontevedra) han permitido constatar que el acabado decorativo de la madera acetilada, aplicado hace 18 meses, se conserva en perfecto estado, en un ambiente marino con una climatología adversa.

“El proyecto nos ha permitido establecer un protocolo para garantizar la durabilidad de un acabado decorativo de la madera al exterior”, explica el Jefe del Área de Innovación y Tecnología del CIS Madeira, Manuel Touza. Para ello, se revisaron todos aquellos aspectos, como el diseño constructivo o las condiciones de aplicación, que deben tenerse en cuenta para garantizar un resultado satisfactorio.

Transcurrido un año y medio desde la aplicación del acabado, se ha realizado el primer mantenimiento prescrito; un proceso muy sencillo consistente en una limpieza superficial que elimina cualquier resto contaminante que se haya podido depositar  sobre el acabado.

La experiencia está despertando un gran interés y, en el próximo Congreso Europeo de Madera Modificada que tendrá lugar en Lisboa en marzo de 2014, el CIS-Madera presentará un artículo describiendo la metodología aplicada.

Los autores del proyecto, Ángel Cid y Silvia Diz del estudio 2C arquitectos, se mostraron muy satisfechos tanto por el buen estado de la madera como por la simplicidad del mantenimiento. Después de esta experiencia, “estamos convencidos de las ventajas de esta nueva forma de trabajar y estamos seguros de que, a medida que se conozca, será aplicada en más proyectos”.

La secretaria general de Confemadera Hábitat Galicia, Ana Oróns, subrayó que esta obra es un ejemplo “de la apuesta que las empresas de la madera gallegas están realizando por innovar en la aplicación de nuevos productos, adaptados a las necesidades de cada entorno”.

Un proyecto colaborativo y un  sistema innovador de conservación 

Promovida por Portos de Galicia, la Estación Marítima de Vilanova de Arousa es la primera obra pública realizada con madera acetilada en España.

César Castro, de la empresa AGM Ebanistas, que realizó el mecanizado de la madera y aplicó el acabado decorativo considera que lo más importante fue el esfuerzo de todas las personas implicadas en el proyecto para que, una vez decidido el diseño constructivo y el acabado decorativo, el mecanizado de la madera, la aplicación del tratamiento y su posterior control de calidad fuese un proceso sencillo. “Todos somos conscientes de que la colaboración es el futuro”, apuntó.

Sobre la base del control de calidad realizado, se ha concedido un certificado que garantiza por cinco años la durabilidad del acabado decorativo aplicado a la madera acetilada. El cumplimiento de la garantía requiere realizar una limpieza rutinaria cada 12-18 meses, en función del estado de la fachada.

Construcciones sostenibles para el sistema portuario de Galicia

El mantenimiento de la fachada consiste en la aplicación de un detergente y una emulsión protectora “un proceso sencillo que pueden realizar manualmente dos operarios de la empresa de limpieza concesionaria a los que se les enseñó cómo deben aplicarse los productos”, explicó Cesar Rodríguez, de la empresa Celso Míguez que distribuye en Galicia tanto la madera acetilada (representada en España por el grupo Gamiz) como los productos de Sikkens. El coste de los productos empleados en la primera limpieza ha sido inferior a los 50 euros y dos operarios necesitaron unas 2-3 horas para completar el mantenimiento de los 70 m2 que forman la fachada.

El presidente de Portos de Galicia, José Juan Durán, anunció que impulsará obras similares para promover la construcción portuaria sostenible. Dentro de este compromiso, el organismo portuario asume la realización de los trabajos de mantenimiento periódicos que se deban llevar a cabo.

La Estación Marítima de Vilanova de Arousa es un punto de recepción de turistas en la que se prestan también servicios de restauración. Construida por la empresa Civis Global, ha sido distinguida recientemente con el premio Gran de Área del Colegio de Arquitectos de Pontevedra.