Confemadera Galicia abandona la Mesa da Madeira y el Consello Forestal ante la falta de soluciones para el sector

La Junta Directiva de Confemadera Galicia ha acordado abandonar de manera inmediata el Grupo de Traballo del Plan Forestal, la Mesa da Madeira y el Consello Forestal de Galicia  ante la “desatención reiterada, pasividad y falta de soluciones” de la Xunta de Galicia con el sector, en aquellos asuntos que le son de su competencia.

La patronal de la madera adopta esta medida “ante la falta de atención que ha caracterizado el trato de la Xunta de Galicia, en concreto de la Consellería do Medio Rural, hacia el sector”, según el acuerdo aprobado por el máximo órgano de dirección de Confemadera Galicia. En este sentido, señala que “son necesarias actuaciones concretas y no crear más comisiones y grupos de trabajo sin ninguna capacidad ejecutiva”.

Las empresas consideran que “se acabó el tiempo de las reuniones de adoctrinamiento de la Consellería de Medio Rural” en las que se han convertido estos foros y, en general, cualquier interlocución con la Administración Autonómica.

Según el acuerdo de la patronal del sector de la madera, la Xunta tan solo utiliza estos organismos para informar de la política de extinción de incendios pero no para desarrollar políticas activas para la prevención o la planificación de la productividad del monte gallego.

De las palabras a los hechos

Confemadera Galicia reclama un cambio de actitud ante el incumplimiento reiterado de la Xunta de Galicia ante las necesidades de uno de los sectores estratégicos de Galicia. Por ello, considera que “es necesario pasar de las palabras a los hechos como paso previo a restablecer una interlocución constructiva con la Xunta de Galicia.

Así, la organización patronal solicita el desarrollo inmediato de la Lei de Montes para lograr una “clarificación, simplificación y agilización” de los trámites administrativos ante la proliferación de ordenanzas municipales que graban las cortas de maderas; solución o implantación de ayudas para las empresas afectadas por el brote del nematodo; y establecer un paquete de medidas para fomentar inversiones productivas en el monte.

La industria de la madera y el mueble de Galicia factura anualmente 1.668 millones de euros; lidera las exportaciones a nivel nacional, con un valor de 749,4 millones de euros; y genera cerca de 70.000 empleos en la comunidad, la mayoría en el entorno rural. En 52 municipios, el sector representa el 30% de las industrias asentadas. Además, más de 70.000 propietarios forestales obtuvieron 280 millones de euros por la venta de madera.

Por ello, considera que la Administración no le presta la “atención y dedicación” necesarias a un sector que, además de dinamizar la economía en las zonas menos favorecidas, contribuye al desarrollo sostenible de Galicia, con una gestión responsable del monte gallego.

Demandas históricas sin respuesta

Desde el año 2009, Confemadera Galicia ha trasladado a la Xunta de Galicia las necesidades del sector, resumidas en el documento Las 13 medidas para el sector forestal, en el que se planteaban propuestas para abordar problemas estructurales como la atomización de la propiedad forestal, la promoción de una selvicultura moderna o el complejo marco legislativo (maraña de ordenanzas municipales y otras administraciones) en el que las empresas desarrollan su actividad.

En junio de 2009, el sector acordó con la Consellería do Medio Rural unos objetivos de legislatura que, ante el reiterado incumplimiento, se amplió a la presente legislatura. Sin embargo, en estos años no se han registrado avances y a los problemas estructurales del sector se van sumando otros nuevos, como la pérdida de competitividad de las empresas afectadas por el nematodo de pino (zona demarcada) o la falta de información sobre el estado del PDR 2014-2020, que fue devuelto por la Comisión Europea.

Esta desatención al sector ya provocó que en 2014, por primera vez, todos los colectivos relacionados con el sector forestal (asociaciones de propietarios, comunidades de montes, empresas de servicios…) se uniesen para reclamar soluciones concretas a la Consellería do Medio Rural. “Una petición a la que tampoco se dio respuesta”, señala el acuerdo de Confemadera Galicia.

Estas necesidades han sido planteadas por el informe 10 medidas para mejorar la capacidad forestal de Galicia, promovido por la Fundación Barrié de la Maza, con una amplia participación de expertos del sector, universidad y la propia Administración autonómica y que fue elaborado por petición del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

Por ello, considera que “el diagnóstico sobre las necesidades del sector está claro” pero es necesario “actuar y adoptar medidas que supongan una mejora en la puesta en valor y aprovechamiento forestal” de Galicia y “dé continuidad a la actividad de las cerca de 3.000 empresas de la industria de transformación que operan en Galicia”.