Los escolares de Vigo, protagonistas de la entrega de premios del concurso ‘O monte é a nosa vida, axúdanos a coidalo’

Confemadera Galicia entregó, esta mañana, en el IES do Castro de Vigo los premios de la campaña O monte é a nosa vida, axúdanos a coidalo que, en esta cuarta edición, distinguió los trabajos de estudiantes tres centros educativos de Vigo junto a otros de Guntín, Ferrol y Coristanco por su esfuerzo en divulgar el valor del monte gallego para la sociedad desde tres perspectivas: medioambiental, social y económica.

Los centros vigueses coparon los dos premios colectivos y uno de los premios individuales, de entre los 85 trabajos presentados. En esta edición, aumentó el número de centros escolares participantes un 40% con respecto al año anterior y se incorporó una nueva categoría ‘Plan Proxecta’ en la que concursaban también alumnos de 5º y 6º de primaria involucrados en este programa de la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria.

El presidente de Confemadera Galicia, Elier Ojea, reiteró el compromiso de la industria para que las nuevas generaciones se conviertan en “agentes activos para poner en valor los bosques”. Ojea subrayó que el monte es un “patrimonio que todos debemos cuidar” por la biodiversidad de especies que alberga y por el valor económico que representa, “es un sector estratégico para la economía gallega, del que dependen más de 70.000 familias que obtienen beneficios por venta de madera y 70.000 profesionales”.

 Descripción de los trabajos galardonados

En la categoría artística los premios fueron para cuatro alumnas de 1º de ESO del CPR Compañía de María de Vigo en la modalidad colectiva: Naomi Urdaneta, Carlota Novás, Clara García de la Peña y Raquel Philippot, que realizaron un dibujo sobre el Monte Galiñeiro en el que analizan su valor económico, medioambiental y social además de incluir propuestas de mejora como incorporar nuevos caminos de acceso. En la modalidad individual el premio fue para María Teijeira del IES Carlos Casares de Vigo, que realizó una obra simbólica sobre los productos esenciales del monte (agua, aire, frutos, madera…) conservados en un libro.

En la categoría fotográfica, el premiado en la modalidad colectiva fue el 2º curso de ESO del IES do Castro de Vigo, que plasmó en un libro con fotos sus actividades de formación en colaboración con la Comunidad de montes de Coruxo en las que destacan las charlas realizadas por trabajadores forestales y las visitas al monte y a una planta de biomasa. En la modalidad individual, el premio fue para una fotografía de un monte lucense realizada por Álex Vázquez, alumno de 1º de Eso del CPI Tino Grandío de Lugo.

En la categoría de los centros de Educación Especial de Galicia, resultó ganadora la propuesta del CEE Terra de Ferrol, con un collage sobre los valores del monte gallego. Y en la nueva categoría Plan Proxecta, los ganadores fueron los alumnos del CEIP Canosa de Coristanco, con una fotografía de la cascada de Rus y un análisis de los valores del monte en el que se encuentra, junto con una propuesta de limpieza forestal para su puesta en valor y prevención de incendios forestales.

En el jurado participaron asociaciones de propietarios, empresas, docentes de las universidades de Santiago de Compostela, Vigo y A Coruña, entidades de gestión forestal sostenible, organizaciones medioambientales y del Instituto de Investigaciones Agrobiológicas del CSIC.