El Grupo Gallego de Certificación Forestal y Cadena de Custodia, líder de la certificación del minifundio

El Grupo Gallego de Certificación Forestal y Cadena de Custodia (CFCCGA) ha superado la primera auditoria de seguimiento del Sistema de Gestión Forestal del Grupo FSC y ha renovado el certificado correspondiente al Grupo PEFC. Estos dos sistemas de certificación forestal internacionales (PEFC y FSC) abalan el modelo implantado por el CFCCGA, que se creó hace cinco años con el objetivo de acercar la certificación forestal a la pequeña propiedad gallega, cuya superficie media se encuentra en 1,2 hectáreas, repartidas en 2 ó 3 propiedades.

Un sistema pensado para dar soluciones al propietario forestal

El CFCCGA diseñó un sistema innovador basado en la posibilidad de gestionar con un Plan de Gestión Conjunta, las pequeñas propiedades de una misma comarca geoforestal. Esto es posible por las características homogéneas que presentan las tierras de una misma zona, lo que permite la aplicación de un determinado modelo silvícola para cada especie y condiciones económicas más asumibles para el propietario forestal.

CFCCGA es líder en la certificación de la pequeña propiedad forestal, ya que agrupa al 50% de los gestores forestales con certificación PEFC de toda España. Se trata de un sistema sencillo, ágil y económico que permite el acceso a la doble certificación PEFC y FSC, con un Plan de Gestión Conjunta y que contribuye a extender la gestión forestal sostenible en los montes gallegos.

El Grupo dispone de Plan de Gestión Conjunta para el 70% de los concellos de Galicia, al que se pueden adherir parcelas de superficie menor o igual a 25 hectáreas.

Más de 7.000 propietarios certificados

El CFCCGA ha adscrito al grupo PEFC 7.123 propietarios forestales que gestionan 11.460 hectáreas de monte distribuidas en 18.947 parcelas con una superficie media de 0,60 ha/parcela. También se han adscrito al grupo FSC 32 propietarios forestales que gestionan 118 hectáreas de 215 parcelas, con una superficie media de 0,55 ha/parcela.

Un sistema pensado para dar soluciones a la industria

La consolidación de este Grupo también beneficia a la industria de la madera gallega, ya que le permite competir en igualdad de condiciones en el mercado internacional, que exige productos de madera certificados.

Con la superación de la auditoría ya es posible certificar una parcela bajo los dos principales sistemas internacionales, de un modo ágil, sencillo y económico para los propietarios y empresas, así, se realizan remesas quincenales de incremento de superficie con unos trámites documentales muy simples, y con una emisión de certificado “a la carta” adaptado a las necesidades de cada empresa.

El Grupo Gallego de Certificación Forestal y Cadena de Custodia nació en 2010 como evolución del ya existente Grupo Galego de Cadea de Custodia (CCGA), para implantar un modelo innovador de certificación de la gestión forestal adaptado a la realidad agroforestal de Galicia, compatible con sistemas internacionalmente reconocidos.