La industria de la madera, oportunidad para la economía española

Los bosques gestionados de manera sostenible permiten ofrecer bienes y servicios a una sociedad cada vez más ecológica, al tiempo que genera empleo en zonas rurales económicamente frágiles y reduce el impacto de amenazas como los incendios. El sector forestal es el mejor aliado para el desarrollo de la Green Economy que promueve la Unión Europea, ya que utiliza los recursos de manera eficiente y asume el capital natural como un activo económico estratégico. La madera es la materia prima del futuro por sus características y porque, frente a otros materiales, es renovable.

El comercio mundial de los productos forestales sigue creciendo cada año, según las estadísticas europeas. Y los principales países productores han desarrollado políticas que apoyan la inversión en el monte, incentivan el consumo de madera y mejoran la competitividad de la industria de transformación de la madera y el mueble. Francia, Reino Unido, Finlandia o Rusia han entendido la oportunidad que este contexto representa y han tomado la iniciativa ante las estimaciones de la FAO que advierten que Europa será deficitaria de madera en 300 millones de m3 cada año, a partir de 2030.

En este contexto, la industria de la madera y el mueble española está ante una enorme oportunidad. El sector cuenta con cerca de 25.000 empresas, lo que supone el 1,7% del tejido industrial español, y proporciona empleo a cerca de 130.000 profesionales.

En 2014, la cifra de negocio del sector ascendió a 9.645 millones de euros y el valor de las exportaciones a 2.902,3 millones de euros, un 5,5% más que en 2013. Sin embargo, es necesario resolver, de manera inminente, aquellos retos que están mermando su competitividad. La negociación de un nuevo convenio colectivo para garantizar la sostenibilidad de las industrias; equiparar las condiciones del transporte forestal de España a las de otros países vecinos como Francia o Portugal y promover el uso de la madera en todos los ámbitos de la sociedad, son algunos de los principales.

Las organizaciones del sector de la madera de Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Córdoba, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco; junto con las asociaciones Aeim (Comercio e Industria), Anfta (tablero aglomerado),  Aefcon (tablero contrachapado), Fedemco (Envase) y Feim (Industria) trabajan en Unemadera para dar respuestas concretas a estos problemas de las empresas, independientemente de su tamaño. Pero es una labor que requiere del trabajo conjunto entre la Administración, las organizaciones de propietarios, los sindicatos y las empresas.

Elier Ojea, presidente de Unemadera

Publicado en suplemento “Quien es quien de la economía española”

Diario Expansión