Expertos confirman que las cajas de madera para la pesca son tan higiénicas como las de otros materiales

La investigación José Juan Rodríguez Jeréz, experto de la Facultad de Veterinaria de Barcelona, revela que las cajas de madera para la pesca, de un solo uso, preservan la calidad y la seguridad del pescado igual que las de poliestireno expandido o las de polietileno en un primer uso. Jerez concluye que si estas últimas se reutilizan, hay que lavarlas para evitar el riesgo de contaminación.

Para Jerez los envases de madera para pescado, muy apreciados entre los pescadores tradicionales de las costas españolas, son tan higiénicos como los de plástico. Además, destaca que gracias a especies como el pino y el chopo tienen propiedades antibacterianas naturales únicas que no poseen los otros materiales. Por eso concluye que la de madera es la caja que menos se contamina tras estudiar un primer uso.

Ésta investigación, presentada esta semana en Atenas en el congreso anual de la Federación Europea de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (EFFoST), ya ha sido bien recibida por diversas autoridades sanitarias en el ámbito europeo, español y autonómico, ya que no se contaba con evidencias científicas recientes o estadísticas que arrojaran luz sobre la materia.

Bernardo Lorente, presidente de FEDEMCO, destacó que “gracias a la ciencia podemos ofrecer una base de conocimiento a la cadena de comercialización del pescado fresco para poner en valor el comportamiento higiénico de nuestros envases”.

Recientes investigaciones en Francia coinciden
El consorcio de investigación “EMABois” liderado por los investigadores F. Aviat y M. Federighi, ha dado lugar en 2015 a diversas tesis doctorales y artículos científicos con conclusiones en línea con el trabajo realizado por José Juan Rodríguez Jerez de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Los resultados de este proyecto, formado por diversas autoridades de la investigación francesa como: Actalia, ESB, ESI Reims, FCBA, y ONIRIS, que también ha validado métodos y protocolos específicos de análisis microbiológicos y químicos en madera, confirman la inocuidad e higiene microbiológica de las superficies de madera, especialmente en el estudio en su contacto con productos frescos como frutas, hortalizas, pescados y productos lácteos.

Es importante destacar que este proyecto, promovido por el sector de envase, embalaje y palet de madera francés con el apoyo de GROW Internacional, vuelve a demostrar, como otros investigaciones de los últimos años, el efecto antimicrobiano superior de la madera por inhibición física en diversos escenarios, sobre todo de abeto, pino y chopo, concluyendo en que su porosidad es una ventaja en este sentido frente a los materiales considerados “lisos”.
También concluye en que la eventual migración de moléculas naturales de la madera, sobre todo de compuestos orgánicos volátiles, es inofensiva para el consumidor. De hecho, el estudio identifica sustancias inocuas, dentro del marco legal internacional y la literatura científica, que incluso se utilizan en el sector agroalimentario, farmacéutico o cosmético como espesantes, aromatizantes o colorantes naturales.