La industria de la madera y el mueble de Galicia facturó 1.941 millones de euros en 2015, un 11,2% más que en 2014

Las empresas de la madera y el mueble de Galicia facturaron 1.941 millones de euros en 2015, lo que supuso un crecimiento del 11,2% respecto a 2014. Todas las actividades industriales de la cadena de valor de la madera incrementaron su actividad, según el Informe de Resultados de la Industria de la madera y el mueble de Galicia elaborado por la Escola de Enxeñaría Forestal de la Universidade de Vigo y Confemedera Galicia.

El volumen de negocio de la industria de la primera transformación (rematantes, aserraderos, tablero y pasta) creció un 12% y se situó en 1.555 millones de euros, lo que supone la consolidación de su fortaleza en Galicia. Los rematantes que tuvieron una mayor actividad de cortas de madera, pero con unos precios ligeramente inferiores, con una facturación de 424 millones de euros (un 5% más).

La industria del aserrado aumentó la producción en un 3% y alcanzó una facturación de 306 millones de euros. Los subsectores de envase y embalaje y mobiliario de exterior registraron un comportamiento más positivo que los tradicionalmente vinculados a la construcción.

Destaca también el incremento de un 20% en la facturación conjunta del tablero y la pasta, que ascendió a 825 millones de euros. El crecimiento se debe a la recuperación económica que se registró en el mercado europeo y a la situación cambio euro/dólar, muy favorable en aquellos mercados y productos que tienen de referencia la divisa norteamericana.

En la segunda transformación se obtuvieron mejores resultados, con una facturación de 386 millones de euros, un 7,8% más que en 2014. Las empresas han sabido rentabilizar segmentos de mercado con potencial, como el contract.

El conjunto de las exportaciones ascendió a 768,1 millones de euros, un 2,5% más que en el año anterior. La pasta para papel es el principal producto exportado (189,2 millones de euros).

La mayor actividad industrial también beneficia a las familias. En conjunto, el sector genera unos 70.000 puestos de trabajo y más de 80.000 familias han percibido rentas por la venta de madera de casi 300 millones, lo que supone un incremento del 14% en comparación con 2014.

Récord de cortas, superando los registros de 2008

El volumen de cortas con destino industrial ascendió a 8,25 millones de metros cúbicos, por encima de la alcanzada en 2008, y se convierte en el mejor registro desde 1996. Por especies, se ha registrado un incremento en todas; eucalipto (19%), coníferas (1,5%) y frondosas (7,5%). Por séptimo año consecutivo el eucalipto representa más del 50% de las cortas realizadas.