Confemadera Galicia condena los incendios que destruyen el patrimonio forestal de los gallegos y reclama “tolerancia cero” con los incendiarios

La industria de la madera y el mueble de Galicia condena los incendios forestales que en los últimos días están destruyendo los montes gallegos, con especial virulencia en la provincia de Pontevedra. Confemadera Galicia recuerda que los incendios “destruyen un patrimonio medioambiental y social que pertenece a todos los gallegos”.

Galicia es la “gran reserva forestal de España, el pulmón de la Península Ibérica” y la pérdida de masa forestal “sólo genera pobreza”. Los montes gallegos son una fuente inagotable de riqueza y un motor de generación de empleo, lo que permite fijar población en el rural. En 2015, más de 80.000 familias obtuvieron 300 millones de euros por venta de madera y el sector dio empleo a 70.000 profesionales.

Confemadera Galicia reclama “un rechazo frontal” de la sociedad gallega hacia los incendios y tolerancia cero con los incendiarios, para los que pide penas ejemplarizantes. El sector se solidariza con los afectados y propietarios forestales, traslada su “apoyo y ánimo” a los profesionales de las brigadas y ofrece los medios disponibles para colaborar.

La destrucción de las masas forestales supone perder capacidad para fijar CO2 (dióxido de Carbono) y mitigar el cambio climático. Las masas forestales gallegas contribuyen a fijar 93,8 millones de toneladas de CO2, lo que equivale a las emisiones de enviar 100 veces al año a todos los gallegos, ida y vuelta, de Santiago a Tenerife en avión.
La lacra de los incendios destruye las inversiones que los propietarios realizan en los montes y son “una de las razones más poderosas” que conducen al abandono del rural. Según el Instituto Galego de Estadística (IGE) en 52 concellos esta industria representa el 30% de las empresas asentadas.

Para la industria, los incendios son su principal amenaza ya que destruye la materia prima que necesita “sin ella, el sector forestal gallego desaparecerá”. Esta industria es uno de los sectores estratégicos de la economía gallega que está compuesta por 3.000 empresas entre rematantes, aserraderos, empresas de tablero y pasta, carpinterías y fábricas de mobiliario. Facturan 1.941 millones de euros y exporta por valor de 768,1 millones de euros, según el Informe de Resultados del Sector 2015 elaborado por la Universidade de Vigo y Confemadera Galicia.